6 cosas que no hay que hacer en un preboda

Buenos días!

Hoy, en la sección 'preboda' me gustaría hablar de lo que, en mi opinión, no hay que hacer cuando nos preparamos para una sesión preboda. Creo que antes de hacerla, debemos sentarnos con nuestra pareja para hablar de lo que nos gustaría y lo que no para saberlo transmitir bien al profesional que la va a fotografiar o filmar y así, conseguir el resultado esperado. 

1. Elegir un espacio poco afín a nosotros
Si somos una pareja que nos encanta la montaña y que pasamos tiempo en ella, no vale la pena hacer una sesión en la playa, por mucho de moda que se haya puesto... es preferible estar en el medio que preferimos y en el que nos sentimos más cómodos. 

2. Disfrazarnos
Ya sé que últimamente todo lo 'vintage' mola pero si no lo llevamos en la sangre, no vale la pena vestirnos como tal ni elegir decoración retro porque dentro de unos años, cuando veamos las fotos, no nos veremos identificados. Hay que estar relajados para salir lo más natural posible, vernos disfrazados no ayuda. 

3. Saturar con decoración DIY
Es precioso tener la iniciativa de preparar todos los detallitos decorativos de la sesión uno mismo, tiene un valor doblemente añadido... pero, no hay que caer en los excesos si lo que queremos es una sesión natural. Si queremos que salga absolutamente todo podemos sobrecargar la sesión y que parezca un mercadillo... 

4. Abusar de maquillaje y peinados 
Si no solemos salir los fines de semana ni ir a trabajar con un moño a lo Audrey Hepburn ni un maquillaje a lo Lady Gaga, no queramos hacer inventos el día de la sesión. Insisto con lo del disfraz... al cabo de unos años, no nos veremos identificados. Muy diferente sería si la sesión es tematizada y por exigencias del guión fuera necesario... eso es otro cantar!
5. Perder la paciencia
Tenemos que ser muy pacientes y comprensivos con nuestra pareja. A lo mejor a nosotros nos encanta la idea de estar 4 horas bajo la mirada de un objetivo pero eso no cabe en la mente del otro. Hay que respetar que no todo el mundo tiene la misma  predisposición y hay que tratar de ayudar y no perder los nervios. 

6. Tomar la sesión demasiado en serio
Las mejores sesiones son aquellas que transmiten lo bien que se lo ha pasado la pareja haciéndola... se ven caras naturales, sonrisas, besos nada forzados... Claro que es necesario tomarse la sesión en serio, teniendo en cuenta que hay un profesional que está trabajando para dar lo mejor de sí, pero... sin llegar a ser totalmente pasotas, es necesario que nos dejemos llevar y que jugamos! Las fotografías más espontáneas son siempre las mejores... os lo prometo!

Y eso es todo... seguro que hay más cosas que no haría en una sesión pero las más importantes, según mi punto de vista, son estas. Espero ser de ayuda!

Hasta mañana*

Just Married Bcn 

Quizás también te interese...

1 comentarios:

Tramadora dijo...

Geniales las ideas que propones!!!

Estoy totalmente de acuerdo contigo!

Beshitos!

 

¡Hola! Esta soy yo :)

La olla creativa de Gladys

Lo último en Instagram...