Bienvenido viernes divino! Can Ribas...

Bienvenido viernes divino!


Por fin llegó el mejor día de la semana y ya parece que estamos tocando con la puntita de los dedos el ansiado fin de semana :) 


Hoy me gustaría compartir la genial mañana que vivimos en Can Ribas, durante su jornada de puertas abiertas el pasado domingo. Este rincón mágico de Bigues y Riells, esconde una masía catalana igual de encantadora que la familia Oliver Parellada que con tanto mimo la ha gestionado desde 1789. 

¿Sabéis aquellos sitios que mires donde mires, todo lo ves cuidado, impecable? Así es Can Ribas... y aunque yo ya he estado en varias ocasiones, me sorprendió descubrirla con los colores del otoño, las hojas marrones y amarillas caídas en el bosque... realmente un lugar fantástico, no me cansaré nunca de decirlo. 

Al llegar a la entrada, nos estaban esperando con un mini aperitivo: unos caramelos que contenían mini fuets y unos mini botellines de Martini Blanco. Ideal para ir abriendo boca...

Una de las cosas que más me gustan de Can Ribas es que están muy abiertos a cualquier sugerencia, disfrutan igual que nosotros con las decoraciones, tematización de los espacios y siempre están muy receptivos a hacer cosas distintas y personalizadas. Siguen de cerca todas las tendencias del sector... y sino mirad qué ceremonia más bonita con fardos de paja han ideado? 



Y aquí la forma más tradicional pero igual de preciosa... 


Un sello distintivo de ellos es la decoración de todos los espacios, sobretodo con fruta o botellines de cristal con lavanda... 


Esta es la entrada principal... durante las bodas, colocan en cada mesita auxiliar macetas con pinchitos de fruta fresca para que todos los invitados disfruten del paseo con todos los sentidos activados. 



Cuando llegas a la entrada de la masía, siempre te espera un carro con producto de la temporada... en este caso, una sabrosa crema de calabazas que estaba riquísima. En verano ponen zumos de fruta o cócteles muy suaves. 



Y pasamos al vermout de toda la vida, pero con la calidad y originalidad de la casa. ¿Habías tomado alguna vez una espuma de vermout que se deshace en la boca? Ellos lo hacen delicioso... 



Y si el día se pone tontorrón y llueve, tienen un plan B igual de bonito... con las vistas al Montseny :)

Y llegamos a la zona del aperitivo, sobran las palabras para describir el paisaje... es así todo el tiempo, de verdad! jajajaja 




Probamos la selección de aceites y sales variadas con el pan de Bigues...



El parmesano acompañado de la longaniza gigante... 



Nunca me imaginé que podría comerme un helado de vinagre de Módena tan a gusto... y es que el carrito de los helados salados es toda una sorpresa! Julio probó el de anchoas y también le encantó aunque si tengo que seros sincera, yo prefiero el de jamón ibérico o parmesano :)


Dentro del salón tenían un espacio decorado con varios de los recursos que utilizan habitualmente... velas, baúles de estilo vintage, cestas, candelabros, seatings... todo para coger ideas!





Nunca había probado una ostra en mi vida porque me daba un poco de cosa... más que nada por la textura y el intenso sabor, o al menos eso es lo que me imaginaba... pero gracias a Manuel, de Don Ostra, que nos explicó un montón de cosas, probé una y tengo que reconocer que no se ha convertido en mi plato favorito pero sí que me dejó un muy buen sabor de boca. 


Si os gustan y queréis ofrecer a vuestros invitados os recomiendo que lo hagáis a través de ellos. Los miembros de su equipo se pasean por las mesas con ese cinturón que veis en la foto donde tienen las ostras (que te sirven al momento y frescas) junto con un montón de salsas a escoger... me encantó!
Los salones son igual de bonitos que el resto de la casa, tienen dos con una capacidad para 300 comensales... y lo mejor de todo, ni una sola columna! y con cristaleras para disfrutar del paisaje...


Después del aperitivo rico, nos invitaron a pasar a la cocina para conocer al equipo responsable de tantos... mmmmmmm!!! ohhhhhh!!! jaja probamos un chuletón y un bacalao buenísimos acompañados de vino. Otras dos cosas que quiero resaltar de Can Ribas es el equipo humano que hace posible cada una de las bodas y la cocina a la vista que tienen, donde puedes ver a todo el equipo cocinando, enplatando, etc. es una gozada!. He ido en varias ocasiones como he comentado y siempre siempre me han hecho sentir como en casa. 


Y aquí una pequeña muestra de la mesa de dulces que prepararon para la ocasión. Probé unos pastelees riquísimos, todos de Oriol Balaguer




Y ya para terminar quiero compartir un vídeo chulísimo de una idea muy nueva y original para tener en cuenta durante el aperitivo o como zona chill-out en el baile... no quiero dar más pistas porque sino no tiene gracia! Os presento el PianoBar...

Y esto es todo... volvimos a casa contentísimos con la visita, el trato y con los sentidos muy agradecidos :)

Si queréis casaros por la zona del Vallés Oriental, de verdad que os recomiendo que hagáis una visita y os informéis de los precios en Can Ribas. Realmente es un sitio único que puedes personalizar aún más para que el día de la boda sea como lo has soñado, trabajan muy duro para cumplir esos sueños. 


Disculpad por la calidad de las fotos, están hechas con el móvil :(... esta vez también iba en calidad de novia y no podía entretenerme mucho :)

Buen fin de semana!!!!

Just Married Bcn

Quizás también te interese...

2 comentarios:

lilaygris dijo...

que preciosidad de sitio!! No le falta de nada! Un 10! ;)

Muak!

Anónimo dijo...

What's up, its fastidious paragraph about media print, we all understand media is a wonderful source of information.
Also visit my weblog ; watch nfl games online

 

¡Hola! Esta soy yo :)

La olla creativa de Gladys

Lo último en Instagram...